Saltar al contenido

Idris Elba, en Netflix: “Mi mánager está un poco preocupado por este papel”

15 de marzo de 2019

20MINUTOS.ES

  • El actor británico interpreta a un DJ “un poco bobo” y “desenfadado” en la nueva serie de Netflix, ‘Turn up Charlie’.

Idris Elba

El actor británico Idris Elba se estrena y estrena en Netflix una serie que él mismo ha ayudado a crear: Turn up Charlie, sobre un DJ venido a menos que trata de recuperar la fama haciendo de canguro de la hija de una famosa DJ. La serie se rodó en localizaciones de Ibiza y Mallorca el pasado verano.

¿Qué vamos a ver en Turn up Charlie?

Es la historia de Charlie, un DJ que tuvo un gran éxito de verano en los años 90, ganó mucho dinero rápidamente y lo perdió muy rápidamente también. Y cuando lo conocemos ahora lucha por volver a tenter ese éxito. Es un buen chico, tiene un buen corazón, aunque su energía está mal enfocaca. Es muy ambicioso, pero no saber cómo volver a llegar a la cumbre.

Y acaba de canguro de una pequeña, a la que interpreta Frankie Hervey ¿por qué la eligieron a ella?

Ella me escogió a mí (risas). En serio, el proceso de elección de la actriz fue muy duro porque necesitábamos a alguien muy joven que encajara en las características tan particulares del personaje y con la que yo tuviera química. Frankie es prácticamente una de las últimas personas a las que entrevistamos, siempre pasa así. Frankie llegó y era Gabby, aunque es muy diferente a ella. Hicimos dos audiciones, improvisamos un poco… y funcionó.

Es muy resuelta…

Esto es gracioso, cuando me la presentan me dijo “Mis abuelos me han dicho que te reconocería inmediatamente, pero lo siento, no”.

Y después llegó el resto del casting…

Sí porque Charlie y Frankie eran los principales personajes y era importante que tuvieran química, luego llegaron Piper [Piper Perabo] y JJ [JJ Feild] y todo encajó. El casting tiene verdadera química, somos como una familia. El show es una mirada al mundo de los djs Es una historia de gente de verdad.

Idris Elba comparte con Charlie, el personaje, la profesión de DJ. ¿Cuánto de Charlie hay en usted?

Todos saben que soy una persona muy ambiciosa, demasiado ambiciosa, como Charlie, pero él no tiene las motivaciones que tengo yo. A Charlie le dan una segunda oportunidad y la vuelve a fastidiar. Y eso pasa, hay mucha gente que está en la mitad de los 40, que lleva 20 ó 15 años haciendo lo mismo y deciden que quieren hacer algo más. Y va de eso, de cómo manejar esa ambición. ¿Cuántas veces tienes que caer para volver a levantarte? Y eso es lo que tratamos de reflejar en la serie.

¿Han querido hacer algo realista?

Hemos hablado con muchos expertos para buscar la autenticidad del mundo de los djs. Nadie quiere ver a la gente bailando, para eso vas a una discoteca; nosotros queríamos mostrar lo que hacen los djs, cuál es su mundo y que la gente conozca la diferencia entre algo original y un remix, que sepan lo que quiere decir ser un buen dj.

¿La serie tiene una moraleja o alguna enseñanza? 

Hablamos de las segundas oportunidades, no queríamos mezclar muchas enseñanzas ni cosas así, queríamos centrarnos en que todos tenemos derecho a tener una segunda oportunidad independientemente de la edad que tengas.

Ésta es una comedia, pero tiene partes oscuras…

Ya ha habido algunas buenas historias oscuras sobre djs. Queríamos centrarnos en la parte humana, en el hecho de que se convertía en una nany. Hay partes oscuras en su historia, pero no queríamos amplificarlas. Y no todo lo que rodea a los djs es oscuro.

Usted colaboró a crear la historia, ¿por qué el mundo de la música?

Este ha sido un proceso de dos años y medio. Y en este tiempo mi vida ha cambiado y me dije: si muero mañana, me gustaría haber podido hacer música, y ¿cómo hacer música y que me paguen por ello? De ahí la idea de crear una serie uniendo las cosas que me gustan, la música y la actuación.

¿Qué le gusta de ser DJ?

La idea de estar en un local sin saber exactamente qué voy a tocar, sin saber qué tipo de energía va a tener la gente y mezclar eso, eso no lo puedes tener en la actuación, ni siquiera en el teatro, a no ser que hagas improvisaciones de comedia, todo está escrito.

¿Y cómo le va?

Esta temporada ha sido muy interesante. He hecho mi primera residencia [como DJ] en mucho tiempo en Lío (Ibiza). Y he hecho remixes y mis propias canciones. Estoy al 50% de mi objetivo, de ser un DJ que produce su propia música. Me siento súper ilusionado. He producido con un socio y he aprendido mucho. He mezclado alguna de la mejor música que se hace e intento emularla. No es que la gente me vea como un gran productor, pero sí están escuchando cosas que hago.

¿Le han aceptado bien en el mundillo?

La comunidad de Djs me han apoyado mucho. Al principio hace seis años, era como : “vaya otra celebridad metida el ajo, no sé qué pensar”; pero ahora, ya me he establecido y aquí sigo.

¿Cómo ha sido rodar en las islas españolas?

Planeamos el rodaje meticulosamente. Fuimos a Mallorca a rodar algunas escenas, volvimos a Ibiza. Ha sido increíble. El equipo ha sido genial, muy majo, muy trabajadores. Hay un sentimiento de verdadero orgullo por parte del equipo español de rodaje porque la gente se lo toma muy en serio. Es un país que tiene la siesta, durante dos horas y media, y eso no se toma a la ligera, pero el equipo ha trabajado durantemente.

¿Era importante rodar en espacios reales?

Sí era importante rodar aquí para ser auténticos. Esta serie no está diseñada para gente que va de discos, sino para gente que no sabe nada de eso, pero aún así, cuando la vea la gente que va de discos quiero que digan: es exactamente así.

Este papel se aleja de su línea…

Charlie no es un héroe, es un poco bobo, a diferencia de otros personajes más complejos y oscuros que he interpretado, y que disfruto. Pero Charlie es desenfadado, un poco parecido a mí, a cómo soy, a como son mis hijos. Y hay elementos de todo esto que introdujimos en el personaje.

¿Beneficiará a su carrera?:

Puede sarlime al revés, que digan: “Charlie es estúpido” (ríe). Lo hablamos mucho, mi mánager está un poco preocupado por eso, pero ahí es donde entra mi determinación  de DJ: hazlo, hazlo. Afortunadamente no me afectará (riendo).