Saltar al contenido

Las 12 pruebas cinematográficas de Astérix hasta ‘El secreto de la poción mágica’

11 de enero de 2019

La aldea de los irreductibles galos cumple 60 años. Astérix y Obélix, los personajes de René Goscinny y Albert Uderzo, nacieron en 1959. Ellos y su vecinos, siempre luchando contra los invasores romanos, han saltado del cómic a la pantalla en varias ocasiones, en dibujos animados y en carne y hueso. La última ha coincidido precisamente con el aniversario. ‘Astérix: el secreto de la poción mágica’ se estrena esta semana en España y ha sido uno de los últimos taquillazos franceses. Pero antes de llegar a esta, el bajito bigotudo y su amigo gordinflón han vivido todo tipo de pruebas cinematográficas, tantas como las doce de uno de sus títulos más míticos.

Porque el camino no ha sido fácil: el desprecio de la primera película que hicieron los creadores del cómic, el éxito de taquilla y en la memoria colectiva de otras cintas, los anacronismos que nadie rechaza, los pinchazos de crítica de otras… Eso son muchas pruebas por superar.

Primera prueba: ‘Astérix el galo’ (1967)

Los retos comenzaron en 1967, cuando se estrenó la primera adaptación cinematográfica. ‘Astérix el galo’ está basada en el cómic homónimo con el que se inauguró la saga. Como curiosidad, los personajes de la película tienen cuatro dedos, mientras que en los cómics son cinco. Uderzo y Goscinny no participaron en el desarrollo de la película, que se hizo junto a la adaptación de otro álbum, ‘La hoz de oro’. Cuando la vieron, quedaron tan decepcionados que pidieron destruir esta última y participar en la producción de la siguiente.

Segunda prueba: ‘Astérix y Cleopatra’ (1968)

Esta fue ‘Astérix y Cleopatra’, que también se basó en la historieta homónima. Ahora sí, los personajes tenían cinco dedos como en el cómic. Hasta donde sabemos, Uderzo y Goscinny sí quedaron satisfechos con esta nueva prueba de Astérix en las salas de cine; de hecho, Uderzo, que se encargaba de los dibujos, comenzó a pintar a Astérix las piernas más largas, para que caminara bien. Su implicación en el proyecto seguro que sirvió para que se siguieran haciendo más películas, como la siguiente, quizá la más recordada por los fans.

Tercera prueba: ‘Las 12 pruebas de Astérix’ (1976)

‘Las 12 pruebas de Astérix’ es la primera que partía de un guion original y que ha pasado a la posteridad por una de sus secuencias, aquella en la que los dos amigos tienen que ir para arriba y para abajo con el fin de obtener un documento y que todavía hoy se recuerda como una metáfora de lo insufrible que es la burocracia. Esta y las otras 11 pruebas del título fueron las que puso Julio César a los vecinos de la aldea gala para retarlos y comprobar si eran capaces de hacer proezas dignas de dioses. La película vendió más de 2 millones de entradas solo en Francia.

Cuarta prueba: ‘Astérix y la sorpresa del César’ (1985)

Parecía que, por fin, las películas de Astérix abandonaban las fieles adaptaciones de los álbumes. Pero esa ilusión no duraría mucho tiempo: en 1985 se estrenaría la cuarta película de la saga, y fue la adaptación de no una, sino de dos historias. Hablamos de ‘Astérix y la sorpresa del César’, inspirada en ‘Astérix legionario’ y ‘Astérix gladiador’. Esta cuarta prueba tuvo algunos anacronismos que más bien parecen licencias para nuestra diversión. Así, Astérix y Obélix se presentan ante Julio César en el Coliseo romano, cuando este fue construido más de un siglo después de su muerte. Además, Obélix sería el encargado de destruir este monumento y, en medio de una batalla con una patrulla romana, de que la Venus de Milo pierda sus brazos.

Quinta prueba: ‘Astérix en Bretaña’ (1987)

Los anacronismos gustan y no chirrían en la comedia. Lo mismo pasó en la siguiente prueba, que también superaron con éxito. Fue la adaptación del álbum ‘Astérix en Bretaña’, en la que Astérix y Obélix viajan a Londres para ayudar a los británicos a combatir a los romanos. En su pérfida Albión ya están el palacio de Buckingham o el Big Ben, e incluso Obélix sugiere que debería haber un túnel bajo el Canal de la Mancha para que su perro Ideafix no se mojara en barco.

Sexta prueba: ‘Astérix y el golpe de menhir’ (1989)

Pero igual que las películas se inspiraban en álbumes, ¿por qué no utilizar una película original para luego publicar un cómic? Fue lo que pasó con ‘Astérix y el golpe de menhir’. Aunque su argumento está inspirado en dos viejas historias (‘El combate de los jefes’ y ‘El adivino’), tras el éxito de la película en Francia (1,44 millones de entradas vendidas) y Alemania (2,45 millones), se publicó un cómic e incluso un videojuego. Por cierto, es la primera película en la que no aparece el archienemigo Julio César.

Séptima prueba: ‘Astérix en América’ (1994)

No todas las películas de Astérix son francesas. ‘Astérix en América’ es una coproducción realizada en Alemania que, como otras películas, se inspira en un álbum (en este caso, ‘La gran travesía’), pero de forma mucho más libre. Ha pasado ya tanto tiempo de aquella primera película que en ‘Astérix en América’ hay ya algunas escenas generadas por ordenador: Astérix se nos estaba volviendo informático. Tan innovador estaba que apenas unos años después ya podría tener músculos, huesos y articulaciones.

Octava prueba: ‘Astérix y Obélix contra César’ (1999)

Cuando llegaba el final del milenio y los galos estaban a punto de cumplir 40 años, se enfrentaban a su mayor prueba hasta la fecha: protagonizar una película de carne y hueso. En 1999 se estrenó ‘Astérix y Obélix contra César’, una película inspirada en varios álbumes. Lo primero que llama la atención de ella es su reparto: Gerard Depardieu como Obélix, Laetitia Casta como Falbalá o Roberto Benigni como el antagonista Lucius Detritus. Para la película se construyó toda una aldea en un estudio; de hecho, con 42 millones de euros, fue la película francesa más cara hasta entonces. El despliegue de medios contribuyó a que vendiera más de 21 millones de entradas en toda Europa. Pero no fue la que más éxito tuvo.

Novena prueba: ‘Astérix y Obélix: Misión Cleopatra’ (2002)

‘Astérix y Obélix: Misión Cleopatra’ (2002) repetía protagonista masculino y batía los récords de la anterior ‘prueba’: 22,3 millones de entradas vendidas en toda Europa para una película de 50 millones de euros. En su éxito también influyó la actriz elegida para interpretar a la reina egipcia: Monica Bellucci. De nuevo, es una adaptación de ‘Astérix y Cleopatra’. Al productor, Claude Berri, le gustaba este frente a otros porque le parecía el más cinematográfico, debido a la suntuosidad de vestuario y decorados. De hecho, Uderzo y Goscinny lo habían ideado después de ver la película ‘Cleopatra’, protagonizada por Elizabeth Taylor. El éxito de la nueva película dio la razón a Berri.

Décima prueba: ‘Astérix en los Juegos Olímpicos’ (2008)

Pero no todas las pruebas cinematográficas se pasaron con el mismo éxito. La siguiente, ‘Astérix en los Juegos Olímpicos’ (2008), costó 78 millones de euros y vendió 14 millones de entradas en toda Europa, seis en Francia. Se rodó en la Ciudad de la Luz de Alicante y con cameos como los de Zinedine Zidane y Michael Schumacher, así como Santiago Segura y Mónica Cruz en pequeños papeles. A pesar de todo lo que había detrás, muchas críticas fueron negativas.

Undécima prueba: ‘Astérix y Obélix al servicio de su majestad’ (2012)

El mismo pinchazo de taquilla tuvo la siguiente y hasta el momento última película de acción real, ‘Astérix y Obélix al servicio de su majestad’ (2012). Rodada en 3D, de nuevo nuestros personajes regresan a Gran Bretaña, pero se ve que los espectadores estaban ya hartos: 7,2 millones en toda Europa, la mitad en Francia. Catherine Deneuve interpretaba a la reina de Inglaterra, y Javivi y Tristán Ulloa tenían papeles en esta coproducción entre Francia, Italia, España, Hungría y Alemania que recibió mejores críticas que la anterior.

Duodécima prueba: ‘Astérix: el secreto de la poción mágica’ (2018)

Y llegamos a la última película hasta el momento. ‘Astérix: el secreto de la poción mágica’ es, por primera vez en una película de animación tras ‘Las doce pruebas de Astérix’, una historia original. La taquilla francesa ya está respondiendo, así que la prueba va por buen camino. ¿Lo hará también la española? Como curiosidad, el doblador de Astérix en la versión francesa es Christian Clavier, el actor que interpretó al bajito de bigote rubio en las dos primeras películas de acción real.

Éxitos y fracasos, la historia de los dos galos más famosos de la ficción está jalonada de anécdotas y entretenimiento. Quién sabe, quizá no sea la última de sus películas que veamos… en otros 60 años.

Con información de Wikipedia, Filmaffinity, IMDb, Allocine, Box Office Story y Cinemanía.

La entrada Las 12 pruebas cinematográficas de Astérix hasta ‘El secreto de la poción mágica’ se publicó primero en Cooking Ideas.

Licencia de Creative Commons
Este blog se encuentra bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-No Comercial-Sin Obra Derivada 4.0 Internacional.