Saltar al contenido

TEMPLETE

11 de julio de 2019

Que por ahí dicen los polakos que se la viven en los pasillos de la presidencia municipal de Torreón, que ya les dijeron a los regidores priístas Dulce Pereda y Toño Gutiérrez Jardón, que si quieren participar en la rifa de las candidaturas a diputados locales el año que entra, tienen que seguir poniéndole piedritas en el zapato al alcalde Jorge Zermeño. Que por eso estos dos miembros del tricolor realizaron una denuncia pública en contra del ayuntamiento por la adjudicación de obras por 88.5 millones pesos, todas ellas e empresas foráneas.

Que de esas empresas no se tiene información del acta constitutiva o curriculum, por lo que están siendo privilegiadas por encima de las empresas locales, además con costos más elevados y con trabajos que dejan mucho que desear. El 30 por ciento son obras que se llevan a cabo en Simas, pero que el otro 70 por ciento lo trae Obras Públicas. Que los dos regidores priístas están haciendo su tarea tal y como se las encargaron, para tratar de debilitar la fuerza que todavía tiene don Jorge en todo el municipio.

Que todavía los opositores al PRI en la pasada elección de Lerdo, tienen esperanzas de que se caiga la elección del pasado 2 de junio y que en ello están deshojando la margarita un día y otro también, por la posibilidad de que se anulen los comicios donde el candidato tricolor Homero Martínez mantiene su victoria por poco más de 500 votos. Al menos eso trasciende en los war rooms -o lo que queda de ellos-, tanto de quienes fueran candidatos de Movimiento Ciudadano, Felipe Sánchez y Ulises Adame con Morena, quienes buscan hacer la pinza para que la Sala Regional en Guadalajara del Tribunal Electoral del PJF les de palo.

Que donde se tropiezan con su propia lengua es en el equipo de la alcaldesa electa de Gómez Palacio, pues aprovechan cualquier oportunidad para advertir que llegando a la Presidencia Municipal el primero de septiembre las cosas habrán de cambiar, pero no en sentido constructivo y de mejora a las condiciones de vida de los gomezpalatinos, sino amagar con despidos, auditorías e investigaciones que son muy del estilo de la 4T. Uno de los principales promotores de esas bravuconadas, es Yahir Vitela, hermanito de Marina, quien acude a su ex chamba y sin recato alguno comparte esas “estrategias” de cambio. 

templete@milenio.com